Dada la enorme extensión de Canadá, que abarca desde el Océano Atlántico al Pacífico y del Paralelo 49 a más allá del 70, el país posee una variada topografía e importantes diferencias climáticas, lo que propicia una flora y fauna multivariada.

Flora

En el Artico nos topamos con la tundra que ofrece más de 900 plantas de diferentes especies. La vegetación disminuye a medida que nos aproximamos al Polo Norte.

Una de las mayores riquezas del país la constituyen los bosques. En la tundra, durante el verano florecen abedules y sauces enanos, hierbas, musgos y flores de hoja perenne. Al sur de la tundra se encuentran los grandes bosques de coníferas formados por abetos blancos y negros, pinos Banks, álamos temblones y blancos, abedules blancos, alerces y pinos balsámicos.

Desde el territorio de Yukon y la Península del Labrador se extiende la llamada taiga, mientras que entre los Grandes Lagos y el Atlántico se encuentra una región forestal compuesta de árboles de madera dura y blanda, con predominio de árboles de hoja caduca como el abedul amarillo, arce rojo, arce azucarado, fresno, roble, nogal y olmo. En la zona costera del Pacífico, gracias a la humedad, surge una exuberante vegetación formada por coníferas como el abeto Douglas, cedro rojo, abeto de Sitka y abeto de Canadá occidental.

Fauna

Entre los animales que componen la fauna canadiense podemos señalar, en el norte, especies como almizcleros, renos, osos polares, zorros, lobos y comadrejas árticos. Entre las provincias de Nueva Escocia y Yukon se puede ver el auta, mientras que el caribú se encuentra en los bosques del norte; el ciervo de cola blanca y el búfalo de los bosques en el sureste y el bisonte, lamentablemente, sólo en los parques nacionales. En las cordilleras suelen habitar cabras monteses, caribús de monte y osos pardos.

En cuanto a la ornitofauna miles de aves migratorias cruzan los cielos. Se distinguen los gansos canadienses y ocas silvestres. Existen muchos tipos de perdices, codornices y azores; son numerosas las águilas doradas, lechuzas y cuervos. Las aves canoras más singulares comprenden las oropéndolas, petirrojos zarzales y varias clases de pinzones. Entre las aves marinas encontramos patos, gansos, cormoranes, golondrinas y pájaros bobos. Los amantes de las aves encontrarán territorios ideales a lo largo del todo Canadá (especialmente en el litoral de Fundy – concretamente en esta última región se han contabilizado recientemente más de 350 especies).

Por otro lado, la riqueza en especies marinas es impresionante. En British Columbia se pueden encontrar peces como el salmón, lucio, perca y umbra. En el Atlántico bacalao, caballa, pez espada y, en especial, atún gigante. De agua dulce se encuentran la trucha y el salmón Atlántico. En los ríos de Quebec hay gran cantidad de lucios, lubinas, truchas y ouananiches, una especie de salmón. El pez almizclero, la trucha, la lubina, la perca y el sollo recorren las incontables aguas de Ontario.

Si el viaje coincide con la temporada es casi obligatorio disfrutar del espectáculo que constituye la observación de grandes cetáceos. Durante el verano se pueden ver las ballenas blancas que llegan a las bahías de Terranova, Hudson o a las costas de British Columbia, mientras que en primavera, las ballenas grises recorren la costa oeste al emigrar desde México hasta Alaska.